martes, 4 de septiembre de 2012


Mujeres Ríos De Vida

Introducción


Así como los ríos fluyen continuamente regando la tierra, la mujer indígena y campesina de México, sigue dando continuidad con su prolijidad y su constancia como dadora de vida, madre y trabajadora a nuestro ser. Pilar esencial, guardiana de las tradiciones, la que con su presencia y a través de sus manos nos ha ido moldeando en lo que hoy somos, con su trabajo ellas aseguran que la vida continue a pesar de los embates desestabilizadores de la sociedad moderna que las victimiza y las castiga intentando despojarlas de su identidad, asesinandolas, agrediendolas y marginandolas. 

El trabajo de las mujeres campesinas contempla muchas actividades productivas como la manutención del hogar, el comercio, la agricultura, la ganadería de traspatio, la siembra, la producción de artesanías, el cuidado de los niños, garantizando así la economía familiar. Sus herramientas principales son sus manos y con ellas se avoca con dedicación y esfuerzo a la creación, por eso su trabajo es vida y da continuidad a la existencia.

En esta exposición, se pretende hacer conciencia de la importancia del trabajo de las mujeres campesinas que con su diaria labor garantizan nuestra supervivencia. Ellas, con sus tristezas y alegrías, con sus creaciones y su amor a la tierra, son testimonio vivo de la perseverancia de la vida sobre la desesperanza. Con sus miradas, su ternura y su dedicación nos recuerdan que por encima de la tristeza que han expresado las abuelas, existirá siempre el futuro preñado de esperanza y optimismo.


1- Llevando la vida en el regazo
Para las mujeres indígenas y campesinas, el hábito de llevar a los niños adheridos a su cuerpo, les facilita sus labores en el campo y permite a los infantes entender los ritmos
de la vida para así incorporarse más rápido su entorno.


Escrito por Alizbeth Camacho Sánchez, Laura Sánchez Hernandez y Adrián Carrasco Zanini Molina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada